Seleccionar página

Mi tabla de Paddle Surf es la mejor del mundo

 

    ¿Cuántas veces hemos escuchado esta frase? “Mi tabla es la mejor, va de puta madre”

    Es curioso escuchar a muchos aficionados al Paddle Surf, repetir una y otra vez esta frase, es envidiable defender con tanto ahínco su gran compra. No como yo, que me compro una tabla y ya estoy pensando en la siguiente…

    En este artículo voy a ser un poco cínico (cínico = cabrón para los de la LOGSE); espero que te tomes este artículo como lo que intenta ser, un artículo de humor y para echar unas pequeñas risas, por favor, que nadie se de por aludido y que no le sepa mal. Pido disculpas de antemano.

    Tabla Paddle Surf SPS Wave

    Mi tabla de Paddle Surf es la mejor del mundo

     

    Volvamos al tema, ¿Cuántas veces habré escuchado la misma canción? Muchas, muchas, muchísimas…

    En el mundo del Paddle Surf existen una infinidad de marcas y de modelos de tablas, pero curiosamente, nunca le he escuchado a un propietario de una Fanatic, de una Starboard, de una RedPaddle, decir que su tabla es la mejor… Esto ya da que pensar. Obviamente, para cada público, existe un mercado que se adecúa a sus necesidades.

    Este verano pasado (2021), estuve en contacto con muchas personas que empiezan a entrar en el mundo del paddle surf, sus ganas, su energía y su entusiasmo eran brutales, casi tan brutales como su desconocimiento. ¿Esto es malo? No, es gracioso. Cuando querían venir a una ruta con nosotros, lo primero es preguntar el nivel que tienen para no fastidiar al resto del grupo o para que no se aburran si el nivel es bajo. Me gusta que en los grupos vayamos más o menos a la par. La siguiente pregunta es, si tienes tabla o te la dejamos nosotros. Y aquí viene lo curioso cuando la respuesta era que tenían tabla, muchos de ellos me hablaban de su tabla como si me la quisieran vender a mi…

    • ¿Qué si tengo tabla de Paddle Surf? Tengo un tablón que va de puta madre, es rápida y me costó 250 Euros
    • Sí, tengo tabla y es un tiro (allround de 10”)
    • Pues claro que tengo tabla, me dejé un pastizal en una Zray E10, pero es una pasada…
    • Tengo una tabla de paddle surf que no pesa nada, es la caña! No la cambio por ninguna.

    Si has escuchado alguna frase similar, por favor déjala en los comentarios

    Podría seguir, pero te puedes hacer una idea de por donde voy…

    Lo más curioso del tema, es cuando a estas personas les preguntas, “¿cuántas tablas, además de la tuya has probado?

    • Hace un año alquilé una y la mía. Pero vamos, que la mía le da mil patadas a la que alquilé hace 5 años.
    • Yo probé la de mi primo que es una rígida muy larga, pero lo timaron, porque le soplaron más de 1.000 euros y la mía que me costó 300 euros, va mejor, es más estable.
    • Sólo la mía (¡¡OLÉ!!)
    • He probado 3 pero del mismo modelo, me las cambio con mis amigos…

    Mi tabla de Paddle Surf es la mejor del mundo

    Durante la mayor parte de mi vida, he competido en otra disciplina deportiva y siempre hemos tenido claro, que lo que te mata no es la flecha, es el indio. Es decir, da igual la tabla que tengas, lo importante es utilizarla bien. Está claro que todo el mundo que habla así de su tabla es porque está contento con la compra que ha hecho, y te aseguro que me alegro. Pero, ¿te has preguntado que pasaría si sales de tu zona de confort? No quiero ponerme técnico, ni tonto, como he dicho al principio del artículo, este escrito es echarnos unas risas. Así que, por Dios, antes de decir que tu tabla es la mejor, coño, compárala con al menos 3 ó 4, ya no te digo con 10, pero con alguna si!!!

    Permíteme un último ejemplo que acabamos riendo, pero hubo un momento de pasarlo mal.

    Se presenta un chico (chico entre 18 y 65 años), en el punto de reunión sin previo aviso y sin reserva (pero bueno, como trae su propio material, no hay problema), me dice que que se apunta con nosotros y que tiene experiencia en el paddle surf, que ya ha hecho unas 5 salidas y que no se cae… (el no caerse parece ser otro punto en común de muchas personas. Si no te caes, ya sabes hacer paddle surf). Me presenta la nueva tabla de Lidl, la Mistral y como no, me la intenta vender diciéndome que es una tabla súper estable, que es una caña, que va de puta madre y que es rápida. Yo voy asintiendo a todo hasta que escucho que es una tabla rápida, que se me tuerce la cara…

    Entramos al agua y empieza a remar como si no hubiera un mañana. Además me propone cambiar la ruta para salir a favor del viento, cosa que por supuesto no hice. Le dije que mejor ir en contra del viento, porque además en dos horas subiría de intensidad y la vuelta sería más agradable, también le recomendé que aflojara el ritmo. En el momento que las touring empezaron a remar en serio, se notó la gran diferencia que había, nos quedamos descolgados el chico con su Mistral y yo detrás de él con mi Race de 14”. Remaba como podía con tal de no perder más distancia con el grupo, pero aun así, nos íbamos quedando cada vez más atrás.

    En ese momento me puse a su lado y le pregunté si su tabla era la mejor y servía para todos los escenarios posibles (he olvidado mencionar que estaba un pelín choppy y su tabla con un rocker nada elevado, era muy penalizado). Pues aún así, el tío me decía que su tabla era la mejor, que era estable y rígida, erre que erre… ¿De qué te sirve tanta estabilidad si no avanzas? Pa no caerme… (por preguntar). Le intenté explicar que su tabla era perfecta para hacer sup yoga, sup pilates, disfrutar en la playa, aprender, hacer el tonto sobre la tabla… Vamos, para muchas cosas, pero la tabla para hacer rutas, no era buena. No se quedó muy convencido y entonces decidí (aprovechando que el mar se calmó bastante), hacer un cambio de tabla, él cogería la mía y yo la suya. A partir de entonces empezamos a ir bastante más rápido. ¿Sabes cuál fue su conclusión? Que su tabla era súper buena porque iba al ritmo de una Race… ¡¡¡Llevaba yo la Mistral y estaba remando a tope!!!! En ese momento me rendí y admití que la Mistral del Lidl es la mejor tabla del mundo mundial.

    Me gustaría hacer hincapié en que es un artículo para que puedas colaborar, reirte o decir, “yo conozco a uno así”. En ningún momento pretendo faltar el respeto a nadie. Pero como hace un frío de cojones, de alguna manera me tengo que entretener.

    METEO