Cuando:
octubre 17, 2020 todo el día
2020-10-17T00:00:00+02:00
2020-10-18T00:00:00+02:00
Donde:
Congost de Mont Rebei
Corçà
Precio:
Gratuito

Paddle Surf en el Congost de Mont Rebei

Hacer Paddle Surf en la playa es increíble, pero el Congost de Mont-rebei, os aseguro que es mágico.

¡¡Disfrutamos como enanos!! Hicimos una ruta de 17 km, fue duro, pero muy gratificante. Aunque parezca que no hay corriente, la vuelta se hizo un poco pesada a causa de la corriente en contra y de un viento en contra que siempre está ahí. Nos avisaron al salir y el viento no falló, nos estaba esperando.

Contemplar las aguas del Congost de Mont-rebei de pie sobre una tabla de Paddle Surf, es mágico. Pasar bajo los puentes colgantes llenos de gente, saludarlos y continuar para ir a buscar el siguiente recoveco, mini cueva o ver las famosas escaleras, es increíble.

NombreTablaKayak
RaúlX
MartaX
LauraX
AlfonsoX
JuanjoX
RaquelX
RobertoX
NúriaX
Marta RX

 

Para la ruta del Congost de Mont-rebei en Paddle Surf y Kayak, salimos desde Corçà, Lleida. En los pies del río alquilamos el kayak para Raquel y nos fuimos al agua. El chico que alquilaba los kayaks ya me avisó que lo iba a pasar mal, hacer una excursión tan larga cuando hay tanta diferencia de velocidad entre mi antigua tabla y un kayak, es de locos.

Nos metimos en el agua y la primera sensación fue increíble. Agua verde turquesa, sin olas, sin corrientes… Sólo quedaba una cosa, disfrutar. Y así fue desde el inicio, aunque la primera parte no era tan espectacular como el meollo del congost.

Una vez llegamos a la parte donde nos cruzábamos con los excursionistas que iban caminando, el paisaje cambió, era más estrecho, más divertido y empezamos a meternos por los recovecos (mini cuevas). Pasar por esas paredes tan verticales crea una sensación de vértigo, te das cuenta de lo pequeño que eres.

Cuando pasamos bajo el puente colgante del Siegue, ya llevábamos algo más de 5 km de ruta, todavía iba bien, aunque en este punto y bajo la mirada de muchas personas que estaban cruzando el puente, aproveché para darme un baño refrescante, por cierto, en este baño perdí las gafas de sol que me regaló Sonia, si alguien las encuentra, por favor que envíe un mensaje…

Durante toda la ruta nos cruzamos y adelantamos a muchos kayaks, pero tablas de paddle surf no vimos ninguna hasta la vuelta. Esta ruta la realizamos en el año 2018, ¡qué crecimiento ha tenido el paddle surf desde entonces!

Aproximadamente un kilómetro pasado el puente colgante, nos adentramos en la parte más estrecha de todo el congost, aquí coincidimos con un grupito de kayakistas domingueros y a punto estuvo una señora de tirarme de la tabla. Subjetivamente, este es el punto más bonito y con mayor encanto de todo el congost de Mont-rebei. Camino estrecho, paredes verticales enormes, sombra y fresquito, una combinación perfecta para que todo fuera idílico. En este punto paramos a comernos el bocadillo, atracamos en un lado del río donde el espacio brillaba por su ausencia, atamos la tabla al kayak y éste a una rama, ¡y a comer!

Después de comer subimos aproximadamente medio kilómetro más. Luego media vuelta y a disfrutar de nuevo de la parte más estrecha del congost. Una vez pasada esta parte, me di cuenta que algo no iba del todo bien. Me costaba un poco más seguir el ritmo de Raquel, no sabía si era porque me quedaba sin fuerzas o si la corriente invisible estaba haciendo de las suyas… Continuamos disfrutando, un poco más despacio por el tema de la corriente y sobretodo del viento que se levantó sobre las 15h pero íbamos bien, haciendo fotos, hablando, riendo… Hasta que llegamos al punto donde el chico al que le alquilamos el kayak nos dijo. Una vez en ese punto, el viento era de cara, la corriente se notaba, el cansancio hizo mella y yo no podía seguir el ritmo de Raquel ni de broma. Así que a ella se le ocurrió la magnífica idea de atarme a ella con un pulpo, ¡ahora sí! De pie en mi tabla, con mis manos en la nuca y contemplando el paisaje mientras era remolcado por un kayak, fue el kilómetro más bonito que hice en todo el congost de Mont-rebei.

A falta de un par de kilómetros para llegar a destino, me solté y ella tiró rápido para devolver el kayak y no perder tiempo, recogimos bártulos y nos fuimos a descansar al cámping de Àger. Compramos entradas para hacer una visita al observatorio astronómico de Àger, vale la pena ir, es una pasada. Al día siguiente hicimos el camino del congost por arriba, caminando, pero esto es otra historia…

Paddle Surf en Congost de Mont Rebei
Paddle Surf en Congost de Mont Rebei
Paddle Surf en Congost de Mont Rebei
Paddle Surf en Congost de Mont Rebei
Paddle Surf en Congost de Mont Rebei
Paddle Surf en Congost de Mont Rebei

Otros Destinos muy interesantes

4 hrs, 0/persona

Delta del Ebro

El Delta del Ebro es un parque nacional, y como tal es un paraje precioso. La ruta en Paddle Surf ha sido de 15 km

Delta del Ebro

Paddle Surf

Edad: +18